¿Estamos atrapados en el discurso de otros?

atrapados en discursoCuanto más leo a los grandes intelectuales más aprendo y al mismo tiempo más se me empequeñece cierta parte de mi propia intelectualidad, la capacidad de pensar por mí mismo, de generar ideas propias. Seguramente debería empezar a dejar de leer si no quiero arruinar lo poco que me queda de esa capacidad. Cuando oigo hablar a los pensadores más cultos, adivino en su charla esa incapacidad, de la que no me parece que sean conscientes. Están atrapados en el discurso de otros, y eso les deja sin discurso propio, o lo que es peor, sin el órgano que construye los discursos propios. Sospecho que el conocimiento, a determinadas dosis, destruye ese órgano. Necesitamos grandes espacios de ignorancia si queremos pensar en caminos lo suficientemente distintos.

Daniel Solana

Ex dibujante de comics, postpublicitario y mético. Barcelona.